HAZ - CONFÍA - MEJORA

Meditación

Meditar es aprender a observar la mente. Es conectar con el escurridizo AHORA que se nos distorsiona entre las preocupaciones, expectativas y ansiedades por el futuro y los lamentos, cargas y culpabilidades del pasado. Decía el Buda que la vida transcurre en el momento presente y quien pierde el momento presente, pierde su vida. Más sencillo imposible, pero a la mente occidental y a el ego les gustan las complicaciones. Sin esfuerzo no hay resultado, no? Pues nada más desacertado que creer eso. No hay nada que hacer, nada que querer, nada que forzar y todo se hace por sí solo. Observar la realidad tal cual es. Punto.


A partir de ahí, meditar se convierte en una actividad gozosa que nos nutre a todos los niveles posibles, que nos cambia la vida y nuestro modo de verla y de comprendernos a nosotros mismos. MEDITAR ES UNA PRÁCTICA DE AUTOCONOCIMIENTO. Y en ese recorrido surge el camino espiritual. Por descontado, en consecuencia aprendemos a vivir más relajados, más sanos y con menos perturbaciones mentales. En definitiva, más felices.


PRÓXIMOS TALLERES PENDIENTES DE CONVOCATORIA