HAZ - CONFÍA - MEJORA

Registros Akashicos


Los Registros Akáshicos son una biblioteca que archiva la memoria universal de la existencia, un espacio multidimensional donde están registradas todas las experiencias del Alma, de vidas pasadas, de la vida presente y las potencialidades futuras.

La lectura de Registros Akáshicos  es una técnica de canalización que permite explorar las potencialidades del Alma, en función de su camino evolutivo, su verdadera razón de ser y el sentido de su existencia. Es por tanto un acceso a nuestro “programa existencial”. Pueden hacerse lecturas en plano individual pero también familiar, grupal, nacional o planetario.

Estos archivos existen en diferentes culturas y han servido tradicionalmente a la humanidad para tener una comprensión superior de su existencia y su camino de vida. En Egipto se llamaron las “Tablas de Thoth”, en la Biblia el “ Libro de la Vida”, en el Islam se conocen como la “Tabla Eterna” y los Mayas los denominaron el “Banco Psi”.

¿Para qué se usan estas lecturas?

El acceso a los Registros se utiliza para la sanación del Alma, para recordar quiénes somos y qué hemos venido a hacer, y de esta manera poder cumplir nuestro propósito con mayor consciencia y agilidad. Fundamentalmente son un ejercicio de comprensión; cuando la mente comprende lo que el Alma sabe es más fácil que se entregue a su camino, que relaje sus resistencias, y en definitiva, que pueda darse una vida con menor sufrimiento.

¿Cómo transcurre una sesión de lectura de Registros Akáshicos?

En la sesión se facilita al consultante la conexión con su esencia, su Ser Superior y sus Guías Espirituales. Y es desde la conexión con esta parte divina de cada uno de nosotros desde donde el consultante plantea las preguntas que en este momento necesita aclarar para facilitar su camino de vida o aclarar cuestiones que no alcanza a comprender.

Durante esa conexión, sus Guías Espirituales responden, revelando dificultades, ataduras o nudos energéticos que es necesario resolver para armonizar la evolución del consultante, así como las interrelaciones kármicas que puedan estar en la raíz de las dificultades actuales y los aprendizajes que necesitemos completar.


En una sola sesión se revela el propósito único de la persona y también averiguar qué competencias necesita entrenar para cumplir con su misión de vida. En alguna de nuestras experiencias y vidas pasadas fuimos capaces de resolver problemas similares y esa “sabiduría” está registrada en nuestro programa, es sólo cuestión de rescatarla para reactivarla en este momento.